21.6.06

Pertenencias

Se desgrana un hálito de luz
sobre el nido de las soledades,
se cierra la rosa de los vientos
en la noche monolítica

Hay amor despejado,
hay amor nervudo
arremolinándose en la sangre,
acallando el frío marmóreo
del retiro humano

Hay manos abiertas
para quien necesite manos,
hay palabras encendidas
que dan su calor
como verdad de fruto

Basta aceptar
para pertenecerles.

No hay comentarios.: