5.8.07

Proyecto para un Dios

“Si no te haces igual a Dios, no puedes comprender a Dios. Ya que lo similiar es inteligible solamente a lo similar. Crece hasta corresponder a la grandeza incomesurable mediante un salto liberado de todo cuerpo. Elevate sobre el tiempo, detrás de la eternidad, entonces comprenderás a Dios”.

Giordano Bruno 1546-1600 (ejecutado en la hoguera por orden del Santo Oficio)
Del infinitito, del Universo y del Mundo



Crearé un Dios sin iglesia
para que nadie sea acusado de herejía
e ideándolo él y yo nos construiremos
simultameamente
confundidos en la misma argamasa.

No lo llamaré padre porque viene de mí
pero tampoco hijo ni señor,
será más bien un hermano.

Le daré mi corazón por casa
y el tuyo será su jardín
si me lo permites
(No te inquietes, ocupa poco espacio,
apenas el de una idea).

Pero si no lo permites no importa,
no pretendemos que sea único
ya que somos democráticos blindados,
pluralistas insumergibles
y respetamos todas las opiniones y tendencias creativas,
lo que no toleramos son los actos injustos.

En mi religión,
la humanidad será una forma de santidad
y el amor físico una bendición
porque no veo mal en lo animal.

Nunca haré la guerra por él,
antes me suicido.

No elevaré plegarias a este Dios,
ni habrá escritos ni palabras sagradas,
solo el silencio contará y cantará
en el fondo de mi corazón.

Tampoco habrá ritos
porque me adormecen,
ni teologías
porque prefiero leer a un buen poeta.

A pesar de que mi Dios no es perfecto
- desconfío de esa pretensión -
creeré en él
y reiremos o lloraremos juntos
cuando haya que reír o llorar,
y me prestará sus fuerzas
cuando la necesaria angustia me invada.

No me flagelará con la idea del pecado
ni crucificará a nadie por salvarme,
tampoco habrá pueblos elegidos
ni profetas desquiciados.

Sin embargo, mi creencia no es una fe
porque sé que existe en mi cabeza…
¡Hombre, si lo he creado yo mismo!
(ese Dios)

Si tuviera dinero
le pagaría a un buen artista
para que haga una instalación
que lo represente con belleza,
aunque bien pensado
todos los que han representado el amor
ya le rindieron tributo en el pasado.

Cuando yo muera,
mi Dios morirá también,
simplemente para que otros puedan venir.

P.S.
Admito que he copiado algunas ideas de otros proyectos de otras épocas y otras culturas.

3.8.07