28.1.11

Distanciamiento

Siento que la foto en color redunda demasiado con la realidad, no la desnuda. En cambio la foto en blanco y negro no solo la desnuda sino que le saca una radiografía. Además, distancia la mirada de lo que es fotografiado y por eso la foto en blanco y negro tiene particular vocación para el diagnóstico social en sus modalidades de foto documental y de foto callejera.

24.1.11

Nuestras calles

¿Será porque nuestras calles son especialmente feas que no hay más fotografía callejera costarricense? Quizás haya algo de eso porque no es fácil inspirarse en semejantes ambientes. Además, se trata de calles inseguras y hoy no muchos fotógrafos se aventuran con sus cámaras a recorrerlas. También es cierto que no hay una gran tradición de “street” en nuestro país, siendo la foto de naturaleza la que más se practica, así como cierta foto que podríamos llamar “conceptual”. Pero creo que si no se hace más foto callejera es también porque se confunde la belleza de un escenario con la belleza de una toma. Uno puede estar en un sitio horrible y sin embargo lograr una foto sublime. Ahora bien, hay fotógrafos callejeros para los cuales la belleza de una toma parece ser la última de las prioridades y hasta niegan cualquier función estética en el género que practican. Bueno, se respeta esa posición, pero no hay que olvidar que la fotografía también es un arte y como tal persigue el goce estético, aunque no sea necesariamente el que se obtiene a través de la belleza de una escena, una persona o un objeto representado, pudiendo más bien estar esa belleza en la ejecución fotográfica, o incluso en el concepto o mirada que la sustenta.

22.1.11

"Street Photography"*

“La calle es dura”. Esta sentencia popular es especialmente cierta para los fotógrafos y sobre todo aquellos dedicados precisamente a recorrer las aceras haciendo “street”. Ello es así no solo porque la fotografía callejera difícilmente es bien valorada por el gran público (no es un estilo de belleza complaciente), sino también por ser, en mi opinión, uno de los géneros más exigentes e interesantes de la fotografía. Su práctica está plagada de grandes retos, donde a menudo no hay una segunda oportunidad para apretar el botón disparador. Exige mucha concentración y visión; rapidez para trabajar; imaginación para componer y transformar lo banal en extraordinario; discreción camaleónica para pasar desapercibido; habilidad diplomática para apaciguar a quienes se disgustan cuando son fotografiados; gusto para no caer en lugares comunes; ética para saber discernir fronteras y rayas rojas que no se deben traspasar; requiere también algo de brujería adivinatoria; un buen amuleto de la suerte y sobre todo mucha destreza con la cámara. Sí, indudablemente la calle es muy dura.

*Éste es parte del texto introductorio a mis carpetas de foto callejera (mejor conocida como "street photography") en Flickr.

21.1.11

Principio

"Invi-civilizarse" (y que nadie me reclame la voluntaria falta de ortografía)

20.1.11

Adrenalina

Lo que se acabó con la foto digital es el riesgo. Ya al hacer una foto no hay ningún sentimiento de expectativa o incluso de temor referido al hecho de que se pueda fallar la foto. ¿Alguien falla fotos en digital? Claro, a no dudarlo que sí, pero generalmente es muy fácil y económico volverla a hacer y la certeza de haberla acertado o no es inmediata. Ahora bien, sin riesgo no hay adrenalina y sin adrenalina no hay emoción. La foto analógica es pura adrenalina y la digital pura morfina. Evidentemente no hablo aquí de la emoción contenida en la foto, sino de la que experimento como fotógrafo y surge de la manipulación del equipo y de la actividad misma de fotografiar.

17.1.11

Sospechas

Me resulta sospechoso ver tanto sitio internet dedicado a presentar análisis de laboratorio y toda clase de reportes técnicos sobre las cámaras y por otra parte mucho menos sitios consagrados a la discusión de la fotografía como arte. Si éstos tuvieran al menos los elevados niveles de participación que tienen algunos de los primeros, no vería yo con suspicacia ese panorama, pero no la tienen. Por otra parte, Flickr que debería poder cumplir con esa función, la mayoría de las veces es solo una vitrina sumamente caótica y dispuesta para la adulación de unos hacia otros. Raramente encuentro ahí una buena crítica o análisis sobre alguna imagen.

10.1.11

Conquistas

Una conquista de nuestra época no es que hayan solo cámaras digitales extremamente capaces, sino también viejas cámaras. Ellas son viejas porque hemos avanzado en el tiempo y no pienso que por ello tengan que quedarse en en una urna, sino venir a sumarse a una gama de posibilidades creativas del fotógrafo. Para él deberían ser riqueza en acción, y no artilugios para decorar una vitrina.

8.1.11

Pereza

El gran éxito de la fotografía digital reside en explotar la pereza humana y la búsqueda de la facilidad, en particular la del fotógrafo que ahora encuentra laboriosísimo el trabajo de cuarto oscuro necesario a la fotografía analógica.

6.1.11

Botones

El problema de la fotografía como arte y por tanto como medio de subsistencia del artista fotógrafo es que todo el mundo tiene una cámara y sabe apoyar sobre un botón. Como todos los automatismos que introducen los fabricantes en los aparatos hacen creer a muchos que a eso se reduce la fotografía, de ahí que se desvalorice mucho el trabajo de los fotógrafos o en el mejor de los casos se le valorise en función de la complejidad del equipo que usan, lo cual es el efecto contrario de esa misma idea.

5.1.11

Tiempo y devaluación

Un pintor o un dibujante trabajan en el tiempo y para comenzar planifican mucho la imagen que desean. El fotógrafo produce instantáneas y por ello muchas veces las imágenes se ejecutan en serie, y para colmo sin mayor reflexión. Quizás en ello resida mucha de la superficialidad que se le atribuye a la fotografía, lo que la lleva a ser una forma de arte muy devaluada.

Dejo aquí un link a una página donde el conocido escritor español Arturo Perez-Reverte hace algunas reflexiones con respecto a ésta temática.