14.2.12

El poder de la fragilidad

Alajuela, 2011

Siempre me he preguntado sobre esos fotógrafos que parecen sentirse “poderosos” (así lo he oído de algunos) porque usan los últimos maquinones de ciertas marcas muy conocidas como Canon o Nikon. Cuando los veo pasearse por nuestras calles con un lente 200mm y hacer retratos de personas que se encuentra a 50 metros no puedo evitar sentir cierta tristeza e incomodidad.

Yo no aspiro a sentirme poderoso con una cámara en la mano, de hecho es más bien a todo lo contrario… Busco sentirme frágil o más bien sentir que la foto que hago es lo más frágil y delicado del mundo. Si la cámara me ayuda a eso mejor entonces.

10.2.12

Audiencia

No se hace fotografía para todos. Esa es una idea falsa, porque sencillamente hay una enorme mayoría de personas a las que poco o nada les interesa la fotografía. La realidad es que se hace fotografía para unos cuantos…. Para los amantes de la fotografía y para quien realmente quiera verla. Ya eso la justifica y le basta.

3.2.12

Contextualización

A veces me pregunto si la gente que ve fotografía tiene un mínimo de curiosidad por aprender sobre la fotografía en sí. No la cuestión técnica o el tema tratado en tal o cual foto, sino sobre la fotografía como arte, su evolución y otros aspectos mayores. Es que no veo cómo van a saber juzgar o apreciar nada sino tienen esos conocimientos. Está bien, una buena fotografía se supone que transmite cosas por un circuito que no pasa por un conocimiento intelectual, pero aún así es ese conocimiento el que permite más o menos situar una obra dentro de un contexto más general y eso es importante si se ha de comenzar a valorar un determinado trabajo artístico.