14.6.07

Instrucciones para disfrutar mi calma

A veces mi calma
es una daga que yace en silencio
con su hoja afilada y al rojo vivo.

No la toques
porque podría herirte.

Usa más bien su mango
para lanzarla con fuerza
confiando en tu instinto.

La oirás entonces sibilante
al hender el aire
y penetrar los muros.

12.6.07

Las islas negras

Playa Hermosa, 2007

9.6.07

Abrir los ojos

Abrir los ojos
en todo el diámetro de sus cuencas
hasta hacer desaparecer las sombras

Abrir los ojos
para ver la luz que surge a nuestros pies
con la fuerza de un geiser iracundo

Abrir los ojos
cerrando los párpados
y nutriendo las pupilas de sueños

Abrir los ojos
a la balada paciente que curte el tiempo
y que lacra nuestro corazón de gozo

Abrir los ojos
es herramienta de la verdad
es vocación de la justicia
es destino asumido

Abrir los ojos
es el deber de los ciegos.

4.6.07

La isla

Manuel Antonio, 2007