28.5.11

Alma virtual

Con la técnica digital la fotografía perdió su alma tradicional: el negativo. Alma quizás invisible para muchos, pero real para el fotógrafo. Y esa pérdida, quiérase o no, se siente de algún modo, particularmente si se tiene en cuenta que el negativo era, sobre todo, la verdadera foto de la cual la copia impresa no es más que un doble invertido. Hoy en día, cuando esa entidad “esotérica” ha desaparecido de forma tan masiva, se puede decir que la foto también perdió misterio. Ahora lo que existe es solamente un molde binario incapaz de vivir una vida fotográfica autónoma, es decir, una matriz informática que es idéntica a sus copias. Por eso ya no hay una dimensión física íntima en la fotografía y la que existía fue suplantada por una dimensión puramente virtual.

1.5.11

Antídoto

El antídoto contra la avalancha de imágenes es el tiempo… Darse el tiempo para ver y sentir las fotos. El problema es que ese antídoto se ha vuelto un lujo.