29.6.10

Pilas

En una fiesta de cumpleaños algunos mayores comienzan, con cierta dificultad, a sacar fotos con sus celulares de última generación. Uno de ellos rememora la época de las cámaras analógicas (como si ya no existiera ninguna o nadie las usara) y para evidenciar lo primitivas que eran cuenta divertido lo que le ocurrió cierta vez cuando en el momento más importante de algún evento se le acabó el rollo. Claro, a mí también me pasó alguna vez algo semejante, pero también me ha sucedido con cámaras digitales que se me va la pila o se me llena la tarjeta en el momento importante. Toda técnica tiene sus limitaciones particulares. Preverlas ayuda a superarlas. Con mi vieja cámara analógica y completamente mecánica, al menos no tengo que pensar en las pilas, solo en ponérmelas yo.

25.6.10

Caducidad

En el universo analógico las películas expiran, en el digital son las cámaras y lo peor es que no traen fecha de caducidad, sin embargo justo es reconocer que todo eso empezó con las cámaras desechables en los años 70… una herejía ecológica que aún hoy día continúa camuflada de novedad o con esa idea de que hay que trabajar con lo último para poder ser competitivo, idea que los fabricantes en general se encargan de justificar e inculcar haciendo equipos relativamente poco duraderos o bien insistiendo sobre mejoras mínimas que en el fondo no aportan mayor cosa.

24.6.10

Consigna

Una foto cuando tiene más sentido es cuando se comparte, pero ese compartir solo debe hacerse una vez que esté lista para ello, tras el trabajo de procesado o postproducción. Para ese propósito el mundo digital y en general el de las redes sociales es insuperable. Dado que finalmente me siento más atraído por la foto analógica que la digital, para mí la consigna es pues: “producción analógica y difusión digital”, aunque esto último solo como un medio de promoción, porque nada supera el goce que procura una buena copia en papel, ya sea de una foto analógica o de una digital.

16.6.10

No hay quite

Continuando un poco con el tema del post anterior: En el mundo laboral cierta vez me tocó lidiar con un cliente que pedía ver las fotos conforme las iba tomando. Un fotógrafo profesional que trabaje en digital debe, con mucho tacto, evitar eso porque se arriesga a que en el acto comiencen las críticas sobre aspectos poco pertinentes. Lo mismo aplica cuando el cliente pide ver por el visor de la cámara antes de hacer la foto. Dichosamente con mi telemétrica analógica no hay peligro de que eso ocurra porque la uso de forma completamente egoísta, al punto que una vez alguien me preguntó si la alquilaba y no dudé un segundo en decirle que no. Además, no hay “quite”, siempre seré yo el primero en ver el resultado de un negativo.

14.6.10

Glotonería digital

Alguien que viaja mucho alaba la maravilla de la fotografía digital diciéndome que puede ir a la playa y tomar trescientas, quinientas, mil fotos. Sonrío sin atreverme a preguntarle cuántas de esas mira o miran después o si tiene tiempo para tal cosa. Por supuesto que esa persona ni siquiera se plantea la cuestión del procesado.

Eso me recuerda un dicho popular que, para describir a los glotones, postula que esas personas "tienen los ojos más grandes que el estómago". Pues bien, también hay una glotonería fotográfica digital que consiste en tener los ojos más grandes que el tiempo... y el interés... o dicho de otro modo: "tener los ojos más grandes que la mirada".

10.6.10

Disparos virulentos

La noticia es absolutamente inaudita… más incluso que la que nos informaba sobre algunas cámaras que ya reconocen el rostro... digo,el hocico de nuestra mascota preferida, o más aún que las que aplauden cuando tomamos una foto (paciencia, si no existen ya alguien las inventará). De acuerdo a un despacho que leí ayer, resulta que ahora hay virus informáticos en las cámaras digitales. Y el colmo es que vienen de fábrica. Pasó con unas cámaras Olympus y es una noticia real. Así que de ahora en adelante será un buen argumento, a favor del uso de cámaras analógicas, el poder decir que integran un excelente sistema inmunológico, por lo que con ellas no hay ninguna necesidad de recurrir a costosos antivirus.

9.6.10

Cambia todo cambia...

Lo venía pensando desde hace ya bastante tiempo, pero hoy finalmente me he decidido a dar el paso. Luego de la primera gran mutación (tácita aquella) que me hizo hacer de este blog un sitio básicamente dedicado a la fotografía, dejando de lado mis aleteos e hibridaciones poéticas iniciales. Ahora vendrá una nueva mutación (anunciada esta vez) según la cuál ya no habrá más fotografía. O sí, pero no del mismo modo.

A partir de ahora este blog será básicamente para desarrollar mi "Soliloquio Fotográfico", columna de reflexión que ha venido creciendo mucho y que como podrán notar ya prácticamente se ha comido casi toda la parte derecha de la página. También los enlaces a sitios de interés fotográfico que de vez en cuando ponía en mi blog "Ciclos del Sueño", de ahora en adelante podrán ser encontrados aquí, lo cuál es más coherente. Finalmente, también me dedicaré a comentar o difundir la obra de otros fotógrafos o bien noticias que tengan que ver con el arte fotográfico. Ocasionalmente subiré alguna foto, no digo que no, pero solo para hacerle alguna acotación especial o como parte de un anuncio particular.

¿Por qué ese cambio? ¿Qué pasará con mis otras fotos? Bueno, porque en primer lugar, como dice la canción: "todo cambia" y segundo, porque ya este sitio no está recibiendo prácticamente ninguna visita, así que eso de "Soliloquio Fotográfico" tendrá más sentido que nunca ;).

En cuanto a mis fotos, todas están siendo desviadas a mi cuenta de Flickr, que aunque ya vieja, he reactivado y remozado completamente. Ahí mi ritmo de "posteo" es mucho mayor y el sitio tiene la ventaja de que permite a sus usuarios organizar los contenidos de un modo mucho más eficiente y atractivo (quienes han seguido este sitio podrán encontrarse de nuevo con muchas de mis fotos ya subidas aquí, pero con la posibilidad de verlas en mejores condiciones y a mayor resolución). Además, con Flickr se facilita también el lograr una mayor audiencia a nivel mundial. Esa cuenta es, por decirlo así, como poseer un "satélite de fotocomunicaciones" y como tal es mucho más apropiada que un blog como herramienta de difusión fotográfica. Es curioso, pero ahora no entiendo como tardé tanto en decidirme a usarla de un modo más contundente. Es todo. Gracias por la sintonía y sigan con nosotros:


Eugenio García.'s photos on Flickriver