9.3.11

Paciencia

Será ya por una actitud personal ante la vida o el mundo moderno, pero pienso que vamos a un paso demasiado acelerado. Todo ocurre de una forma excesivamente veloz y cada vez somos menos tolerantes a lo que incluso llamamos peyorativamente “tiempos muertos”: queremos transportes y computadoras más rápidas, comunicaciones más inmediatas y también resultados de todo tipo a cada vez más corto plazo, incluso en las relaciones humanas. En éstas condiciones el ejercicio de la virtud de la paciencia está cada día más comprometido. Desde ese punto de vista la fotografía analógica también me conviene como medio para ejercitar esa virtud. Esto sonará a algunos demasiado subjetivo y extra-fotográfico, pero no es menos cierto que todo en la vida lo ejercemos desde la subjetividad (claro, la misma que a muchos hace preferir la fotografía digital sobre todas las cosas). Así que cada cual que se apañe con lo que mejor le parezca, pero yo aconsejo no desestimar los tiempos de espera y ligarlo al cultivo de la paciencia.

No hay comentarios.: