15.2.11

Sonetos de luz

La gente rara vez aprecia la belleza de una foto. Lo que aprecian antes es la belleza superficial del objeto, persona o escena fotografiada, sin detenerse a mirar cómo fueron montadas por el fotógrafo las piezas que componen la imagen: el momento, el encuadre, la composición, la luz, la profundidad de campo, la gama, la textura, el bokeh… en fin, todo lo que es poesía puramente fotográfica y que por supuesto un buen fotógrafo no deja en manos de una máquina, por más sofisticada que sea, porque eso sería como pedirle a una computadora que nos arme un soneto.

No hay comentarios.: