12.11.10

Regalo

Lo que realmente sería un hermoso regalo de nuestra época es que se pudiera trabajar con la plena certeza de que la película que estás comprando no es la última que te van a vender o de que no tengás que mandar a revelar al extranjero un rollo de diapositivas. Tener la libertad de escoger un instrumental de trabajo sin la presión de su extinción, debería ser lo propio de ésta época que se jacta de tanto logro tecnológico.

No hay comentarios.: