11.11.10

Foto artística

Los fotógrafos autores de imágenes de “arte y ensayo” (para tomar prestada esa frase tan usada en los medios cinematográficos) deberían aprovechar mejor la fantástica oportunidad brindada por la aparición de la fotografía digital para explorar aún más, a través de la fotografía analógica, el terreno puramente artístico. Hoy más que nunca la foto analógica tiene la posibilidad de convertirse en el soporte artístico por excelencia, al haber asumido la fotografía digital -y de forma masiva- todo lo que es periodístico, comercial, publicitario, social y científico. Así, resulta mucho más banal lo que se crea con instrumental digital que lo que se crea basado en la fotografía argéntica y por ello me atrevo a decir que entre una buena foto artística analógica y la misma foto hecha en digital, la analógica obtiene un gran “plus” que incluso podría reflejarse en un precio mayor si ha de ser negociada en el mercado del arte. Es decir, es un plus que no solo se origina en el hecho de que su procesado sea por lo general más delicado y dificultoso que el de una foto digital, sino en la rareza misma del método usado.

No hay comentarios.: