18.9.10

Profesionales

Ser profesional de la fotografía no significa necesariamente dotarse del mejor equipo (el más “profesional”), sino saber tomar las fotos sacando el máximo provecho de lo que se tenga a mano y logrando llevar el resultado a niveles que no tengan nada que envidiarle a ningún otro (dadas ciertas condiciones o supuestos... por ejemplo, comparando el impacto de las imágenes en el espectador, no su resolución). Además, ser profesional de la fotografía tampoco significa necesariamente ser un artista de la fotografía. Lo que le da status artístico a una imagen es toda la parafernalia mental y la estrategia de producción que ponemos en marcha cuando la realizamos, no la calidad del equipo que utilizamos ni tampoco nuestra situación profesional. El video de la entrada tras anterior me parece un buen ejemplo de todo ello.

No hay comentarios.: