12.10.11

La exposición como escritura

Montar una exposición de fotografía callejera equivale de alguna manera a ejercer un arte literario. Uno hace ese tipo de fotos y va recolectando imágenes de aquí y de allá que a menudo poco o nada tienen que ver entre sí, pero si se han de exponer juntas entonces es recomendable tratar de articularlas como se articulan en un texto las palabras, porque de otro modo solo se exhibiría un desconcertante amasijo de escenas. Esto quiere decir que armar una exposición implica imbuir de un sentido, a menudo extremamente sutil, un conjunto heteróclito de obras que por sí solas no presentan tal contenido. Pero es una labor más semejante a la del poeta que a la del narrador, dada la libertad con que se juega con las imágenes-palabras.

2 comentarios:

JOVIFLO dijo...

GRACIAS POR HACERME CAER EN CUENTA A ESE RESPECTO ,YA QUE ESTOY PREPARANDO UNA EXPOSICIÓN CALLEJERA LITERALMENTE .

Eugenio García dijo...

Qué bueno que la entrada ha servido para ese propósito! Saludos.