9.7.07

Sombras de mariposa

Tu ibas adelante y yo caminaba detrás con la mirada puesta en tus pies. Me gustaba ver como a cada paso tuyo las mariposas se espantaban y se iban a revolotear sobre mi cabeza. Pero solo lograba percibir sus sombras negras jugueteando en el camino, jamás los colores de sus alas, porque arriba el sol era demasiado hiriente como para alzar la vista y observarlas de frente. Saber que las hacías volar me bastaba.

6 comentarios:

silvia piranesi dijo...

Rajado quimera. Me encantó. Sencillo, hermoso, pequeño.., con eso me basta.

Abrazo!

Quimera dijo...

Hola Silvia, gracias por aparecerte por acá de nuevo y por tus palabras.

Le hice unos pequeños cambios en la redacción, pero es esencialmente lo mismo. Acá suele suceder que un texto leido un día no sea igual al siguiente... jaja.

silvia piranesi dijo...

cambios sutiles... serás perfeccionista? jeje, yo peco de lo mismo.

(sombre?)

Quimera dijo...

jaja, pues creo que sí lo soy, pero ves, aún así se me escapan detallotes como ese. Lo corrijo de inmediato. Muchas gracias

Tartaruga dijo...

Que lindo!

Anónimo dijo...

Lindo