7.10.06

El artista y su público

Avignon, 1990

7 comentarios:

julia dijo...

jajaj...muy buena!!!

silvia piranesi dijo...

uyyyyyyyyyyyy qué lindo!!!!!! esta foto síii que me llegó!

Quimera dijo...

Qué bueno que les ha gustado. A mí también me gusta mucho. Realmente uno puede sentir la suspensión del tiempo en esa foto, la captura del instante fugaz, así como el contraste entre la energía y el movimiento del bailarín y la frialdad y el hieratismo de la escultura que está detrás.

silvia piranesi dijo...

Lo mejor quimera.. no es sólo la suspensión del tiempo en la foto... lo mejor es que definitivamente el bailarín encontró su propia suspensión.. La sensación de suspenderse, aunque sea fugaz, se trae también como un peso en el centro.

Quimera dijo...

Intuyo que sos bailarina Silvia. Un comentario así solo viene de la experiencia personal.

Es interesante también que ese suspensión de su centro esté excentrada un poco en la foto. Es como si la suspensión del tiempo fuera finalmente una excentricidad, una imposibilidad únicamente materializada por la ficción fotográfica.

silvia piranesi dijo...

opa!, tu intuición viene con puntos cardinales! me gustó! jeje

Me encantó la idea que la suspensión del tiempo sea una excentricidad..

Quimera dijo...

Es que trato de cultivar una rosa de los vientos en medio del pecho.